“Arna´s Children”

En este documental se cuenta la historia de Arna,
una activista por los derechos del pueblo palestino que realizó diversas acciones en el campo de refugiados de Jenín, entre ellas la formación de un grupo de teatro, que su propio hijo, Juliano Mer Khamis, dirigía.

Se entremezclan imágenes de estos niños con 9 o 10 años, con otras en las que años más tarde como adultos, pasarían a luchar en la Intifada que asoló Jenín en 2002.

 

Mer Khamis, quién dirigió este film, se consideraba “100% judío y 100% palestino” (según sus propias palabras), con una madre israelí defensora de la causa palestina y padre árabe, nación en Nazaret, realizó el servicio militar israelí y acabó dedicando su vida al teatro con la constitución en 2006 de “The Freedom Theater” en Jenin, un teatro y centro cultural.

*La cantante shadia Mansour, y prima de Mer Khamis, le dedicó unas palabras a su muerte en un concierto

Anuncios

“Wen Ala Ramallah”

وين ع رام الله وين ع رام الله
Where are you travelling to? Ramallah. Where? To Ramallah
ولفي يا مسافر وين ع رام الله
my love, you traveler, where? To Ramallah
ما تخاف من الله ما تخاف من الله
Have you no fear? Have you no frear?
خذيت قليبي ما تخاف من الله
You stole my heart, have you no fear?
وين ياحبيبي وين ياحبيبي
Where are you my love? WHere are you my love?
تاركني ورايح وين ياحبيبي
Leaving me behind, where are yo my love?
حظي ونصيبي حظي ونصيبي
My fortune and luck, my fortune luck,
ريتك من الله حظي ونصيبي
I wish you would be my fortune and luck
وين ع رام الله وين ع رام الله
Where are you travelling to? Ramallah. Where? To Ramallah
ولفي يا مسافر وين ع رام الله
my love, you traveler, where? To Ramallah
ما تخاف من الله ما تخاف من الله
Have you no fear? Have you no frear?
خذيت قليبي ما تخاف من الله
You stole my heart, have you no fear?
وين ياحبيبي وين ياحبيبي
Where are you my love? WHere are you my love?
تاركني ورايح وين ياحبيبي
Leaving me behind, where are yo my love?
حظي ونصيبي حظي ونصيبي
My fortune and luck, my fortune luck,
ريتك من الله حظي ونصيبي

I wish you would be my fortune and luck

 

Shadia Mansour, Musical Intifada.

*Videoclip recorded in Palestine: “Al-Kufiyyeh” Shaida Mansour feat. M1 (Dead Pérez)

*Entrevista en Rolling Stone (2011): “The Passion, politics and power of Shadia Mansour”

 

“You can take my falafel and humus,
but don’t fucking touch my kufiyyeh”

 

(La kufiyyeh es el pañuelo con motivos blancos y negros/rojos, típico del mundo árabe. Shadia hizo este comentario al observar una kufiyyeh, símbolo palestino por excelencia, en la que también se podían observar además de los patrones tradicionales, una estrella de David blanca y azul, símbolo central en la bandera israelí)

tumblr_lx0rwpf6ef1r99gcko1_500.gif

 

Letra Al-Kufiyyeh

Good morning, cousins.
Come and honor us with your presence.
What would you like us to offer you, Arab blood or tears from our eyes?

I believe that’s how they hoped we would greet them. Look how they grew confused when they realized their mistake.

That’s how we wear the kufiya, the black and white kufiya.
They began playing a long time ago by wearing it as a fashion accessory.
No matter how creative they become, no matter how they change its color,
an Arab kufiya will remain Arab.
Our kufiya: they want it. Our culture: they want it.
Our dignity: they want it. Everything that’s ours: they want it.
No, we won’t be quiet for them. We won’t permit them.

No, no. It suits me.
Thank you. The thing isn’t theirs. It’s got nothing to do with you.
They mimic us in how they dress. This land is not enough for them.
They’re greedy for Jerusalem, Jerusalem. Learn how to say “humanity!”
Before you wear the kufiya, we have come to remind you who we are.
And whether you like it or not, it’s our kufiya.

CHORUS
This is how we wore the kufiya (because of patriotism), the kufiya, the Arab kufiya.
This is how we wore the kufiya (our fundamental identity), the kufiya, the Arab kufiya.
Come on, raise the kufiya (Raise this kufiya for me!), the kufiya, the Arab kufiya.
Raise it, bilaad ash-shaam [Greater Syria, i.e. Lebanon, Jordan, Syria, Palestine]! The Arab kufiya will remain Arab.

There is no group like the Arab people.
Show me any nation in the world that’s more affected!

The picture is clear. We’re the civilization.
Our history and our heritage are the witness to our existence.
In this way, we wore the Palestinian thawb.
From Haifa, Jenin, Jabal an-Nar to Ramallah
Let me see the koufiye, the white and red one.
Let me raise it up to the sky.
I am Shadia the Arab. My tongue stabs like a knife.
My earthquake trembles uncontrollably. My words are a letter.
Record it – I am Shadia Mansour and the kufiya is my identity
From the day I was created, Sir, and this people is my responsibility.
That’s how I was brought up – between the West and East,
between two languages, between the [rich] miser and the poor man.
I saw life from both sides.
I’m like the koufiye.
No matter how you wear me, and wherever you take me off, I will remain as my origin: Palestinian.

CHORUS x2

This is how we wore the kufiya (because of patriotism), the kufiya, the Arab kufiya.
This is how we wore the kufiya (our fundamental indentity), the kufiya, the Arab kufiya.
Come on, raise the kufiya (Raise this kufiya for me!), the kufiya, the Arab kufiya.
Raise it, bilaad ash-shaam [Greater Syria, i.e. Lebanon, Jordan, Syria, Palestine]! The Arab kufiya will remain Arab.

 

Dalal Mughrabi, the Purple Gazelle

Dalal Mughrabi (Dalal Saeed Al-Mughrabi), también conocida como “Purple Galleze o “the Flower of the Land”) nació en uno de los campos de refugiados para palestinos en Beirut, Líbano en 1959, lugar al que tuvo que emigrar su padre tras la ocupación israelí de su ciudad natal, Haifa, y es una de las figuras femeninas más conocidas en Palestina.

IMG_20181013_133043.jpg

*Parte del gran mural a la entrada del Museo de Yaser Arafat en Ramallah. Abajo a la derecha encontramos a Dalal Mughrabi.

Se convirtió en activista política tras el estallido de la Guerra Civil en el Líbano en 1975, llegando a ser militante del partido político Fatah (facción de la PLO “Palestine Liberation Organisation”), siendo recordada, entre otros motivos, por su papel al mando de la última acción que llevó a cabo el 11 de marzo de 1978 cerca de Tel Aviv, hecho conocido como “Coastal Road massacre”. Esta acción se considera uno de los mayores atentados contra Israel.

Pretendían llegar a Tel Aviv para tomar rehenes e intercambiarlos por prisioneros palestinos, pero aterrizaron 64 km al norte de su objetivo y cambiaron los planes. Secuestraron un autobús con el que pretendían llegar a su objetivo, el cual no consiguieron alcanzar, ya que los detuvieron antes. Las consecuencias fueron 38 civiles israelíes muertos, y 9 de los 11 militantes palestinos muertos, entre ellos, Dalal Mughrabi.

En 2018 se cumplen 40 años de la muerte de esta militante palestina.

Por otro lado, algunos medios de comunicación internacionales se escandalizan de que se glorifique esta figura histórica en su país natal,

Mientras que para muchas otras personas es considerada un símbolo árabe de la resistencia y lucha del pueblo palestino por defender su derecho y contra la ocupación y políticas sionistas de Israel.

Algunos países como Bélgica han retirado su apoyo económico a Palestina tras conocer que varios colegios llevan el nombre de Dalal Mughrabi este mismo año.

También Noruega declaró que retiraría sus ayudas al país debido a este hecho, ya que “la glorificación de ataques terroristas en inaceptable… … y no dejaremos que se asocie a Noruega con instituciones que toman su nombre de terroristas de esta forma.”

De los dos activistas que aún siguen vivos, encontramos en internet esta entrevista en la que uno de ellos no se disculpa ante su acto, y llama al lector a comparar ese único acto que ellos/as llevaron a cabo frente a la cantidad de actos mortales que Israel ha llevado a cabo contra el pueblo palestino desde que comenzó el conflicto.

*Artículo: Comunicado de Fatah sobre la mártir Dalal Mughrabi, “Palestinian Authority and Fatah glorify terrorist Dalal Al-Mughrabi and the contribution of other female martyrs and prisoners to the Palestinian cause”

Demolición del pueblo de Khan Al-Ahmar

Esta mañana decenas de personas se manifestaban en el centro de Ramallah en contra de la demolición del poblado beduíno de Khan al-Ahmar, el cual existe desde la década de 1950, cuando fueron ya expulsados de sus tierras.

El lugar en que se encuentra este pueblo se encuentra en la zona de gran valor estratégico conocida como “Área E1”, con una extensión de unos 12 km², situada entre el noreste de Jerusalén y el creciente asentamiento judío de Ma’aleh Adumimum que comenzó en el año 1975 y que en la actualidad cuenta con unos 37.670 personas viviendo en él.
map área E1 west bank maáleh adumimum.png
*Mapa de áreas israelíes y palestinas y situación del área E1.

Desde hace tiempo se conocen los planes de agrandamiento de estos asentamientos, en los que se concreta la construcción de viviendas, un centro comercial, una comisaría de policías, etc. A pesar de la oposición de parte de la comunidad internacional (entre estos países se encontraban, durante los primeros planes de expasnión de 2004, EEUU o la Unión europea), el gobierno israelí siguió con los planes de crecimiento de dichos asentamientos. Además, según la legislación internacional, se considera como ilegales los asentamientos judíos en suelo palestino desde la Convencion de Ginebra en 1949.

La idea final es conectar Jerusalén y el creciente asentamiento judío de Maáleh Adumimum, lo que daría lugar a una importante desconexión de gran parte de la región palestina de West Bank, tratando de impedir, de esta forma, la formación de un Estado Palestino continuo. Por otro lado, Israel argumenta que el poblado beduíno es un asentamiento ilegal, ya que no cuenta con permisos oficiales, algo paradójico si se conoce que es prácticamente imposible para los palestinos conseguir permisos de construcción.

La fecha límite para que los residentes echen abajo sus propias casas es el 1 de octubre de 2018, si no lo hacen, las autoridades locales israelíes forzarán dichas demoliciones. En julio hubo un parón de dicho proyecto pues se pretendí escuchar las peticiones de los habitantes, quienes rechazaban una relocalización en lugares cercanos a una planta de tratamiento de aguas residuales o un basurero, pero se ha vuelto a retomar teniendo como plazo el primero del mes de octubre.

Khan Al-Ahmar cuenta con una escuela financiada gracias a la ayuda internacional y que recibe a niños y niñas de cinco comunidades de la zona.

El gobierno de Netanyahu ya ha comenzado a crear una carretera que conecte al poblado beduíno para poder trasladar los restos del mismo tras las demoliciones.

*Vídeo donde una activista por los derechos humanos explica la situación

Artículo “The E1 plan and its implications for human rights in the West Bank” (02/12/2012)

Artículo “Bedouin village given until October 1 to evacuate or face demolition” (23/09/2018)

Articulo “At UN, 8 European countries urge Israel not to demolish Palestinian village” (21/09/2018)

“Here we shall stay”, Tawfiq Zayyad

“Here we shall stay”
As though we were twenty impossibilities,
In Lod, Ramla and Galilee

Here we shall stay
Like a brick wall upon your chest and in your throat
Like a splinter of glass, like spiky cactus
And in your eyes
A chaos of fire

Here we shall stay
Like a wall upon your chest
Washing dishes in idle, buzzing bars
Pouring drinks for our overlords
Scrubbling floors in blackened kitchens
To snatch a crumb for our children
From between your blue fangs.

Here we shall stay
A hard wall on your chest
We hunger
Have no clothes
We defy
Sing our songs
Sweep the sick streets with our angry dances
Saturate the prisons with dignity and pride
Keep on making children
One revolutionary generation
After another
As though we were twenty impossibilities
In Lydda, Ramla, and Galilee!

Here we shall stay.
Do your worst.
We guard the shade
Of olive and fig.
We blend ideas
Like yeast in dough
Our nerves are packed with ice
And hellfire warms our heart.

If we get thirsty
We’ll squeeze the rocks.
If we get hungry
We’ll eat the dirt
And never leave.
Our blood is pure
But we shall not hoard it.
Our past lies before us
Our present inside us

Our future on our backs.
As though we were twenty impossibilities
In Lydda, Ramla and Galilee
Our living roots hold fast
and, still, reach deep in the Earth.

It is better for the oppresor
To correct his accounts
Before the pages riffle back
“To every deed…”, listen
To what the Book says.

Tawfiq Zayyad

Tawfiq fue conocido, además de como escritor y poeta, por su labor política tras volver de realizar sus estudios en la Universidad de Leningrado, llegando a convertirse en alcalde de Nazareth.

Su investigación y posterior publicación sobre los métodos de maltrato y tortura en cárceles israelíes contra jóvenes palestinos tuvo un gran impacto.

zayyad-arafat

*En la fotografía Tawfiq Zayyad y Yasir Arafat, entonces presidente de la Autoridad Nacional Palestina. Fue tras la última visita al presidente, durante el viaje de vuelta cuando falleció en un trágico accidente de coche el 5 de julio de 1994.

La siguiente es una versión en castellano de este mismo poema:

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web en WordPress.com
Empieza ahora